Conservación de dispositivos de calefacción

Debe saber que en la conservación de los dispositivos de calefacción es necesario realizar un mantenimiento correcto.

La práctica que poseemos junto con las certificaciones que disponemos, permiten que certifiquemos como funcionales las siguientes recomendaciones:

  • Rebaje la temperatura de su calentador de gas a 120 grados.
  • Ponga una envoltura aislante alrededor de su calentador de agua. (Pero recuerde: nunca coloque aislamiento en la porción superior del calentador o cerca de la parte inferior).
  • Añada aislamiento en su ático.
  • Descienda el termostato cuando la casa esté vacía.
  • Coloque un termostato programable para ajustar automáticamente la temperatura.
  • Limpie o sustituya todos los filtros al menos una vez al mes.
  • Planifique que el sistema sea examinado y conservado regularmente.
  • Conserve la calefacción y las rejillas de ventilación libres de estorbos para conseguir un flujo de aire conveniente.

Puede empezar a economizar dinero y energía desde ahora siguiendo estas lecciones:

  • Cuando esté guisando, regule la llama para que se ajuste a la base de la olla o sartén. Prender el fuego para que cubra más allá del fondo es un derroche de energía.
  • Conserve limpias las áreas del quemador.
  • Cubra cacerolas y cazos con tapas cuando guise.
  • Guise la comida a fuego alto para llevarla a la temperatura adecuada y luego redúzcala para mejorar la cocción.

Si tiene en su casa o local cualquier tipo de Calefacción, también podemos ayudarle a mantenerlas, debe considerar que, aunque le dé poca importancia, ha de cuidar los dispositivos.

Cerciórese de que su dispositivo de calefacción se mantenga en condiciones idóneas para el invierno.

Para conservar su funcionamiento óptimo, exhortamos a realizar una inspección anual con un contratista competente, que debe incluir:

Asegurarse de que los cojinetes del ventilador y el motor del aparato estén lubricados de acuerdo con las indicaciones del fabricante.

Reconocimiento visual de las aberturas de ventilación, intercambiador de calor y motor, de la siguiente forma:

  • Limpiando el área del horno de cualquier polvo o materiales combustibles.
  • Tanteando el termostato.
  • Eliminando el polvo del compartimiento del ventilador.
  • Comprobando el tiro para asegurarse de que esté limpio y abierto.
  • Comprobando la luz piloto, si su horno tiene uno.

Además de esa sugerencia, producto de nuestra experiencia en el ramo, hay algunas otras cosas que puede hacer:

Mantenga bien ventilados sus electrodomésticos. En particular, compruebe la ventilación de su sistema de calentamiento de agua.

Verifique que la llama de gas en sus electrodomésticos tenga un color azul brillante o azul-naranja, nunca un amarillo lento.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…