Tipos de calderas de gas

Existen diferentes tipos de calderas utilizadas para calefacción y calentamiento de agua. Le indicamos los diferentes tipos que puede encontrar en el mercado.

¿Qué es una caldera combi?

Una caldera combi proporciona calefacción y agua caliente directamente desde la caldera.

Una caldera combinada (o combi) es una idea ingeniosa que ahorra espacio, y una opción cada vez más popular en los hogares.

Una caldera combi es un calentador de agua de alta eficiencia y una caldera de calefacción central, combinadas (de ahí el nombre) dentro de una unidad compacta. Por lo tanto, no se requiere un cilindro de agua caliente por separado, lo que permite ahorrar espacio dentro de la propiedad.

Otros beneficios de una caldera combi incluyen el suministro de agua caliente a través de los grifos o la ducha a presión de la red. Para que pueda disfrutar de una ducha potente sin la necesidad de una bomba.

Otra ventaja de la caldera combi es que generalmente puede ahorrarle dinero en tiempo y costes de instalación, ya que ningún tanque en el techo significa menos trabajo de tubería y un tiempo de instalación más corto.

¿Qué es una caldera convencional?

Las calderas de gas regulares (también conocidas como calderas “convencionales”) calientan su sistema de calefacción central directamente y producen agua caliente para su cilindro.

Si está reemplazando un modelo anterior de caldera, es probable que tenga una caldera regular convencional.

Un sistema de caldera regular típico incorpora una caldera, controles extendidos, un cilindro de agua caliente que a menudo es alimentado por una cisterna de almacenamiento de agua fría que se encuentra en el altillo, y una cisterna de alimentación y expansión, también ubicada en el desván.

¿Qué es una caldera de sistema?

Una caldera de sistema calienta su sistema de calefacción central directamente y produce agua caliente para su cilindro.

Una caldera de sistema, al igual que una caldera normal (convencional), funciona según el principio del agua caliente almacenada. Sin embargo, una caldera de sistema difiere de una caldera normal en algunos aspectos importantes.

En primer lugar, muchos de los principales componentes individuales del sistema de calefacción y agua caliente están integrados en una caldera del sistema, lo que significa que la instalación es más rápida, ordenada, fácil y eficiente.

En segundo lugar, el agua caliente se bombea desde la caldera del sistema a través del sistema de calefacción a los radiadores y el cilindro de agua caliente, lo que resulta en una respuesta rápida y costos de funcionamiento más económicos. La caldera del sistema elimina la necesidad de una alimentación y cisterna de expansión.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…